lunes, 20 de marzo de 2017

LAS DEVASTADORAS GRANIZADAS EN ALPACAS.

La llamada granizada en los andes tiene un efecto devastador en los rebaños de alpacas especialmente las crías. Pero, como evitar que éstas no lleguen para causarnos daño especialmente en nuestras chacras y hatos de alpacas?. Existen muchos procedimientos para combatirlos, desde las conocidas costumbres occidentales traídos por los españoles hasta las practicadas en la cultura andina heredado por los Qollas; todas ellas tienen resultados relativamente positivos, por tanto, merecido que un hombre de campo de la región andina conozca este recetario para actuar en el momento apropiado y no tener lamentaciones posteriores.

La llamada granizada en los andes tiene un efecto devastador en los rebaños de alpacas especialmente las crías. Pero, como evitar que éstas no lleguen para causarnos daño especialmente en nuestras chacras y hatos de alpacas?. Existen muchos procedimientos para combatirlos, desde las conocidas costumbres occidentales traídos por los españoles hasta las practicadas en la cultura andina heredado por los Qollas; todas ellas tienen resultados relativamente positivos, por tanto, merecido que un hombre de campo de la región andina conozca este recetario para actuar en el momento apropiado y no tener lamentaciones posteriores.

La más usada dentro del estilo occidental es coger la biblia u otro conteniendo las oraciones de Santa Bárbara para invocarle que os proteja de los rayos y tempestades, luego echarle cruces tres veces a cada lado para que éste se retire a otro lugar sin hacer daño. Otro de mayor uso proveniente de la cultura andina de gran efectividad es lanzar soplos dirigidos hacia el lugar de donde amenazan los nubarrones de tempestad y truenos, acompañando con quemas de estiércol y jebe, o paja si el rebañero se encuentra en las cumbres junto al ganado. Estas dos prácticas son las mas usadas en el campo y por cierto como dijimos con resultados halagadores para que no caiga granizada. 


Ahora bien, la consecuencia mas funesta de la granizada por el estado congelado en que se encuentra provoca en las crías un grado de hipotermia que repercute en un conjunto de males estomacales por estar sujeto únicamente su alimentación al consumo de leche materna que si no se ha tomado las providencias del caso, rápidamente puede convertirse en enterotoxemia. Y, si esto toma el nivel epidémico en pocos días puede acabar con todos los recién nacidos. Ahora ya sabe, tome las precauciones pertinentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario